• Miguel Ledhesma

¿Por qué esta es la mejor cuarentena de mi vida?

Es la mejor cuarentena de mi vida. Nunca había vivido una cuarentena, pero sí el aislamiento. Estar lejos de tu país, de tu gente, de tus cosas puede ser igual de difícil. Pero esta vez no lo siento difícil, sino que por el contrario, lo estoy disfrutando y mucho. Me despierto a la hora que quiero, me quedo en la cama dando todas las vueltas que quiero y desayuno sin ningún apuro. O desayuno y me vuelvo a acostar. Creo que la última vez que hice esto, tenía 10 años, porque no lo puedo hacer ni siquiera en vacaciones, ya que siempre hay algo para hacer y horarios que cumplir. Sigo con mis prácticas de yoga. No me sale igual que con la profesora, pero me hace igual de bien. Es más, me hace tan bien que me di cuenta de que debería hacerlo todos los días por la mañana, no solo los días y horarios en qué tengo clase. Para trabajar, estoy apoyándome en la tecnología, como siempre. Es más, para mí hubiera sido realmente estresante una cuarentena tecnológica. Estar un mes sin Internet, sin computadora y sin celular hubiera sido crítico. Realmente ahí sí hubiera sentido mucho la diferencia. Mi principal entretenimiento también depende de la tecnología. Ahora estoy viendo más series y películas que antes. Hago maratones hasta la madrugada y sin sentir la culpa de que debería dormir porque tengo cosas que hacer. Sigo dando mis clases. Doy clases por Internet hace muchos años. Y veo el beneficio de no ir a dar clases presenciales: no tengo que tolerar las ridiculeces de mucha gente que es parte del sistema. También sigo haciendo mí trabajo como periodista turístico. Obviamente sin viajar y desde la comodidad del sofá de mí casa. Creo que todos necesitábamos un descanso de tanto viaje y sobre todo, el planeta. Y si me lo preguntan, me hace muy feliz que el planeta esté descansando de nuestra esquizofrenia nómade. Porque además, estamos más que nunca aprendiendo a disfrutar de lo simple. Porque está surgiendo creatividad dónde antes no la había. Porque nos estamos conectando con las personas desde otro lugar. Deberíamos tener un mes al año de cuarentena. De fronteras cerradas. De toda actividad económica paralizada. Con todas las personas encerradas en sus casas y compartiendo solo con sus seres más cercanos o consigo mismos.


Es la mejor cuarentena de mi vida porque hoy puedo ver cosas que antes no veía.


@MiguelLedhesma

196 vistas2 comentarios
Miguel Ledhesma
Periodismo turístico
Premio Pasaporte Abierto
#PeriodismoTurístico
Guía turístico
rumbo turístico